FUNDACIÓN POR MÉXICO
¿Cómo trabajamos?

Educación:

La educación es un factor fundamental que impulsa el desarrollo, además de ser uno de los instrumentos más eficaces para reducir la pobreza y mejorar la salud, así como para lograr la igualdad de género, la paz y la estabilidad” (Banco Mundial, 2017).

En Fundación Por México impulsamos el desarrollo de programas educativos y competencias laborales que facilitan la integración al sector productivo y social de jóvenes y adultos, en especial de aquellos que están fuera del sistema educativo, que no tienen empleo y que viven en situación de vulnerabilidad.

Vinculación laboral:

Actualmente, México es uno de los países con mayores tasas de desempleo en el mundo. Se calcula que alrededor de 8.6 millones de jóvenes de 12 a 29 años se encuentran fuera del sistema educativo y laboral. Por lo anterior, en Fundación Por México incidimos en la explotación de capacidades y mejoramiento de perfiles que cumplan con las necesidades actuales de las empresas mexicanas e internacionales.

En Fundación Por México trabajamos en conjunto con las empresas globales y nacionales, para mejorar los perfiles de las comunidades donde tienen presencia y así lograr vincularlos laboralmente con las mismas, enfocando los esfuerzos en la vocación del Estado.

Igualdad de género:

La Organización de las Naciones Unidas establece que la igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Si se facilita la igualdad en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo.

La igualdad en todos los programas de Fundación Por México está fundamentada en el concepto de Gender Intelligence®, que se enfoca en valorar y entender las características que distinguen a mujeres y hombres más allá de las cuestiones biológicas y culturales obvias, aprendiendo a reconocer y aprovechar las diferencias entre unas y otros, creando soluciones en conjunto a los problemas cotidianos.